Marzo 18, 2018

Una tarde disco se vivió con la banda Metronomy en Lollapalooza Chile

Equipo Redacción

Ya había pasado un par de años desde que no veíamos a la agrupación inglesa Metronomy en nuestro país. Ya estábamos acostumbrados de un éxito nocturno en el que prendían la pista de baile, pero esta vez en su paso por Lollapalooza Chile su show se había agendado para la tarde del último día del festival.

Un sonido basado en el bajo y siguiendo su construcción con sintetizadores, guitarra, batería y voz, es donde nace sus temas como “The bay” que los ha llevado a consolidar su carrera que hemos visto crecer tras las antiguas presentaciones de la banda concluyendo ahora en el escenario más grande de Lollapalooza.

Un gran número de asistentes llegaron a bailar y a corear las canciones de Metronomy quienes se presentaron con un show bastante simple pero muy bien estructurado.

Mac DeMarco, este joven perro viejo

Ha sabido construirse en personaje y escapa de la seriedad habitual de la música indie para tomarse con humor temáticas tristes. Letras confesionales que requieren de atención, algo difícil en Lollapalooza y las posteriores reseñas que se quedarán por su paso “haciéndose el chistosito”.

DeMarco era sin duda la estrella indie de esta versión. Carisma, relajo, y por qué no decirlo, un poco de actuación como buen entretenedor que es.

El canadiense que venía a presentar su último disco “This old dog”, lamentablemente destacó más en la prensa por sus payasadas que por su música, principalmente por una “acción de rock” inédita. Debido a un cambio de última hora, Demarco debió presentarse en el Itaú Stage, probar sonido con público, y lavarse los dientes arriba del escenario para ganar tiempo. Una locura inofensiva que ganó aplausos pero que en cierta forma desvió la atención de su posterior show, el que además terminó con su baterista desafinando canciones de Radiohead y Red Hot Chile Peppers.

Aun así quienes lo tomaron en serio, disfrutaron del concierto de DeMarco, a pesar de y debido a sus contradicciones, algo que en él puede tener mucho sentido. Permitirse ser inmaduro cuando te sientes como un viejo al que no le importa hacer el ridículo. Ahora, si estaba borracho es otro cuento…

✍🏽 © Equipo Recital.cl – 📸 © Checho García Pardo / Recital.cl

Galería de Metronomy

Galería de Mac DeMarco