Mayo 26, 2018

Sonidos brujos, el último Aquelarre de Camila Moreno

Equipo Redacción

La fría noche era una antesala perfecta para los sonidos más experimentales y entrañables de Camila Moreno. Un concierto que comenzaba con una performance de seres espaciales que en sus manos llevaban un mapamundi y que se mezclaban entre la multitud que esperaba ansiosa su show de despedida de los escenarios.

Un sonido ensordecedor aguardaba por la figura envuelta en mantas de Camila, que desde un principio mostró comodidad. Entre oscuridad y ruidos perfectamente sincronizados dieron vida a un viaje sensorial que invitaba a entrar desde lo macro hacia lo micro, desde el ser hacia el núcleo de una célula, desde el universo hacia el centro de la Tierra.

Un momento especial se vivió cuando fuera de toda amplificación, los músicos y el público presentes se unificaban para dar vidas a las canciones más simples, pero duras y llenas de poética que calaban fondo en cada uno de nosotros, todo envuelto bajo el contexto de las manifestaciones feministas a las que Camila Moreno quiso referirse en más de una oportunidad durante su show invitando al escenario una vocera de las tomas a dar unas palabras que incitaban a la reflexión sobre lo que vivimos actualmente sobre sociedad. Vale destacar que todo el concierto estuvo acompañado con una intérprete de lenguaje de señas, una costumbre que ya se ha adquirido en varias bandas femeninas desde el femfest.

Hablar hoy en día de Camila Moreno, es quizás hablar de una de las artistas más íntegrales de nuestro país, quien ha sabido reinventar su sonido llevándolo a algo experimentar, pero sin perder la magia y la identidad propia y la de sus referentes como Violeta Parra, todo es parte de una fórmula perfecta que puede llegar a la fibra más sensible de un espectador.

Quizá este concierto de larga duración nos llenó un poco el pecho para aguantar a la espera de que vuelva a los escenarios, porque si no existieran cantantes mujeres dentro de la música y que toman sus vivencias e historias para crear, tendríamos un gran vacío como identidad, porque de esta forma nos recordamos que como artistas tenemos una responsabilidad social y seguramente los años que pasen para que Camila Moreno vuelva a los escenarios se sentirá una parte desierta que será imposible de llenar.

✍🏽 © Andy González – 📸 © Fran Carlini / Recital.cl