Febrero 26, 2017

La jornada final de Viña 2017 fue una catarsis

Equipo Redacción

La jornada final de Viña 2017 fue sabrosa desde todo punto de vista y aportó un nuevo capítulo a la historia de un Festival que no tiene parangón en otras partes del mundo.

Todo iba de acuerdo a libreto, primero con J Balvin triunfando en la apertura y una Lali Espósito que fue celebrada por sus fans con un show lleno de coreografías.  Hasta ahí todo bien, pero vino Mon Laferte y revolucionó la Quinta Vergara y la consecuencia fue que la gente exigió que le fuera entregada la Gaviota de Platino, creado para galardonar a artistas de trayectoria y que en esta edición había sido concedido a Isabel Pantoja.

Por más de 40 minutos la Quinta Vergara alzó la voz pidiendo el regreso de Mon Laferte, y los damnificados fueron los intérpretes de la canción chilena ganadora de la Competencia Folclórica y toda la competencia Internacional.

En ese marco Viña 2017 entregó su veredicto de descalificación de Danay Suárez en la Competencia Internacional, por alterar la letra de la canción “Yo aprendí”, en una manifestación que tuvo “que ver con muchas cosas, entre ellas el aborto”.

En ese contexto Mario Doom subió al escenario a dar cuenta de la resolución del jurado y en medio de las pifias que para que Mon Laferte retornara a escena, el vocalista de Camila dijo que la lamentaba que le dieron Gaviota de Platino a la chilena, pero inesperadamente lanzó un misil a Isabel Pantoja, quien el miércoles había retado al jurado en medio de su show.

“El Platino se fue a España con la persona menos humilde que conozco sobre un escenario”, comentó Doom.

Para completar el cuadro Danay Suárez, tras ser premiada a modo de consuelo con una Gaviota y 30 mil dólares por su inspiración, se puso a leer un largo pasaje de la biblia ante la incredulidad de los animadores, que pensaban que se trataría solamente de alguna frase corta.