Marzo 28, 2018

Jean-Michel Jarre: Los rayos láser de la música electrónica

Equipo Fotografía

Un hito fue el que quizá ayer se llevó a cabo en el Movistar Arena. El compositor francés y uno de los padres de la electrónica Jean-Michel Jarre, finalmente pudo realizar su espectáculo tras una fallida visita que se iba a realizar en noviembre. Y es un hito porque Jarre es sin duda una figura de culto para quienes se han interesado en la música electrónica hecha décadas atrás, específicamente en los años 70 y 80, años en que Jarre realizó espectaculares shows que luego serían recordados por figurar entre los récords guiness. Conciertos que son viajes en el tiempo y que suenan retrofuturistas en la actualidad.

Por eso los conocedores de la obra del francés llegaron hasta el Movistar Arena para presenciar el que sería uno de aquellos conciertos visuales únicos en su especie. Un espectáculo en todo el sentido de la palabra, y donde sonido, luz y pulsión es parte de una experiencia integral.

En un escenario que privilegia el movimiento a través de pantallas, luces y proyecciones, además de juegos con la cámara que Jarre tenía instalada en sus lentes y que permitían ver por momentos su acción sobre los sintetizadores, el show demostró ser el paraíso geek. Sin embargo, el sentido era muchas veces dado por el mensaje del músico, que cada 2 o 3 temas comentaba en español e inglés para introducir sus intenciones.

Fue así como Jean Michel presentó una de sus colaboraciones más preciadas a través de Edward Snowden y comentó también cómo su propia madre representaba para él una figura de resistencia. Es esos momentos donde se evidencia cómo la forma cobra significado, y la experiencia del concierto puede verse contextualizada por Jarre que, en otro momento, exclama “bienvenidos a mi cocina”, como si se tratara de una invitación íntima, pero donde los celulares también están invitados. Así, en numerosas ocasiones Jarre animaba a la participación a través de las pantallas portátiles, para sumar al público a su espectáculo lumínico.

Calidez para continuar involucrando a la audiencia en sus juegos de sonido y luz, siendo el momento del arpa láser uno de los más esperados del show. Pero no sólo el exceso de estímulos es la especialidad del francés de 69 años que representa una década menos y que está más que familiarizado con los nuevos sonidos y el conocimiento de técnicas digitales. Recordemos que su obra más famosa Oxygene ya cumplió 40 años, y se agradece que un músico de su trayectoria no se quede pegado en los hits. Preocupado no sólo de los detalles, con un estilo que podría considerarse old fashion en el esfuerzo por la constante comunicación, el artista se encargó de animar una fiesta que no debió ser con público sentado, sino que apta para todo movimiento corporal.

Recordando conciertos como el de Pet Shop Boys o Kraftwerk, por esa exquisita sensación de vivir en todos los tiempos posibles, nos quedamos con el concierto de Jean-Michel Jarre como un recuerdo del futuro que estuvo aquí.

✍🏽 © Gabriela Alvarez – 📸 © Checho García Pardo / Recital.cl

Jean-Michel Jarre en Movistar Arena

Noticias Relacionadas