Mayo 28, 2019

Fotos de la mágica jornada que nos regaló Aurora

Equipo Redacción

Estuvimos presentes en el show más esperado por los fanáticos de Aurora, uno que anidó como idea fija en nuestras mentes desde su presentación en Lollapalooza Chile 2018.

El concierto se llevó a cabo en la cúpula de Parque O´higgins, en un show íntimo  repleto de linternas de celular que acompañaban la espera de la cantante noruega, que logró sold out en Chile.

Sus fanáticos estuvieron desde las 7 a.m presentes en el lugar pese al frío coreando sus canciones a fuera del recinto. Para su alegría, la artista se acercó apenas llegó al multiespacio para  agradecerles personalmente.

Como teloneras tuvo a Dulce y Agraz (chilena) y Silja Sol, otra artista pop perteneciente a noruega .Que incluso participó como corista (segunda voz) en el espectáculo de Aurora.

Decorado con unos paraguas que cambiaban de color en el cielo, donde caían unas telas que simulaban lluvia al fin apareció Aurora con esa personalidad única, que es una mezcla de ingenuidad y sencillez.

Con sus vestimentas clásicas confeccionadas por su hermana que ve la gestión estética de cada show y que exclusivamente para nosotros incluía un cinturón que le regaló uno de sus fans chilenos. En la siempre búsqueda de  una belleza natural en contacto con lo nativo, repasamos los clásicos que la han llevado al reconocimiento actual entre ellos “Warrior” que es casi el himno de lucha que representa a los que sufren o sufrieron bullying.

“Runaway” , “Runnig with the Wolves”,”I Went too Far” hasta lo más reciente como “Forgotten Love” entre otros.

Dentro del desarrollo del concierto lo que más me llamo la atención fue una fanática que de alguna manera, pese a las rejas, logró zafar y subirse al escenario para entregarle un colgante de una piedra, al parecer cuarzo a Aurora quien quedó un poco perpleja porque justamente ella estaba con los ojos cerrados y de pronto se encontró con esta persona de frente, lo que seguramente fue un poco incómodo para la cantante.

Recibió regalos como una muñequita réplica de ella, una polera con un dibujo entre otras cosas.

Además le obsequiaron una pañoleta pro aborto y se unió a la lucha dejando un mensaje de apoyo, además de la bandera LGBT donde expresó su total apoyo a cualquier forma de expresar amor indicando que “ésta bandera, ésta bandera es amor”.

Ya acercándonos al final con una sensación entre nostalgia y felicidad repasamos su último disco con canciones como “Animal”, “The River” y “The Seed”.

En la comodidad de pies descalzos regresó para regalarnos el acústico “It Happened Quiet”, que a más de alguno nos robó una lágrima cerrando con  “Queendom” dando término a una jornada mágica, que transporta.

Como Aurora dijo su música no solo busca ser triste para que nos volvamos deprimidos sino para que no tengamos miedo a llorar porque a través de sus canciones, poder reflexionar y tener una esperanza como quien brinda una cucharadita de azúcar al corazón.