Abril 17, 2019

Attaque 77: Los gobiernos se cagaron en el medioambiente

Equipo Redacción

Attaque 77 regresa a Chile para mostrar canciones de su disco “Triángulo de fuerza” en Quilpué, Santiago y Concepción, material que viene a dar nuevos aires a su repertorio, álbum donde explicitan su amor por el folclor y lanzan fuerte crítica medioambiental.  De eso y más tuvimos ocasión de conversar fluido con el cantante Mariano Martínez.

Los fans quedaron medios preocupados con el video en que comentabas que el final de Attaque 77 estaba cerca, ¿en qué pie estaba eso?

“En realidad era que no sabía si el final estaba cerca o qué, solo compartí con la gente el que después de tantos años está bueno por lo menos ponerle un signo de pregunta: ¿es necesario que sigamos?, ¿cuánto tiempo vamos a seguir?,  treinta años más no creo.  Compartí con la gente esta inquietud mía, de que tal vez estemos haciendo las últimas cosas, no lo sabemos. Es bueno después de tantos años de carrera poner plazos cortos, por ahí en una de esas sacamos un disco y después nos tomamos un descanso para hacer otras cosas, son muchos años estando siempre en el mismo grupo, las mismas personas, sin parar, entonces la idea mía era eso. Tal vez en algún momento paremos, pero eso fue interpretado como la separación del grupo o el anuncio de la separación del grupo y no, no fue la intención porque no lo tenía claro.

Y en caso que llegara ese día, de un receso o fin de Attaque 77, ¿tus inquietudes seguirían obviamente por lo musical?

“Igual no necesariamente el grupo tiene que dejar de existir para poder hacer otras cosas también. Es algo importante y sano poder hacer otras cosas. Yo trabajo mucho en el estudio de grabación produciendo a otros artistas también, y también tengo ganas de hacer otra música, con otros músicos, hay un montón de cosas, mis compañeros también tienen sus actividades en paralelo con el grupo.  No necesariamente tiene que terminarse Attaque 77 pero si por ahí dividir más el tiempo. Ahora estamos con un disco nuevo y eso nos tiene muy activos.

Están con toda esa energía de presentar repertorio nuevo y también los fans de poder escuchar en vivo esas canciones

“Eso está bueno. Descubrimos que muchos seguidores querían canciones nuevas. Me sorprendió, pensaba que la gente le gusta escuchar las canciones más conocidas, los clásicos, lo que te recuerdan momentos de tu vida, pero muchos empezaron a pedir canciones nuevas, eso fue un estímulo para el grupo, para componer, para empezar a rescatar cosas que a lo largo de estos años estaban compuestas o a medio componer y terminarlas. Para el grupo es bueno que haya material nuevo, porque sino es repetir las mismas canciones.

¿Cuál fue el leitmotiv de este disco?

“Lo relaciono más con una crisis, viste que se dice mucho de las crisis de las edades, el disco de la crisis de los 30. Vivimos en crisis, es una crisis atrás de otras, pero somos muy de preguntarnos, al menos yo de preguntarme ¿estoy haciendo lo que me gusta?, ¿estamos estancados?, ¿estamos prisioneros de un estilo, de un sonido? El grupo tiene mucho esa inquietud”.

Después de 30 años de carrera que significa provenir de un grupo punk?

A los 17 años puede ser que seamos algo como un grupo punk, pero después de tantos años, ya teniendo 48 que tengo yo, si te digo que soy punk sería ridículo, y el grupo tampoco,  o sea es un grupo de rock. O sea salió de esa movida, con influencias de nuestros héroes de la música que eran en aquel momento Ramones, Pistols, Clash, pero no solo eso, también Beatles, The Who, Rolling Stones, Kinks, y toda la música de los 50, Little Richard, Elvis Presley, todo eso termina siendo una ensalada de influencias que hacen un poco algo de lo que somos hoy. También el folclore y el tango, porque después descubrí que al final la música nuestra, si va a tener una identidad propia tiene que ver además con las influencias que llegan del rock y todo eso de nuestras raíces, que es la música folclórica también, eso está en nuestro ADN.

Y en este disco se siente en particular   

“Hay eso, porque hay incluso una canción que tuvimos la intención que tuviera un aire folclórico, y quedó una especie de rock que se escucha en estas tierras nada más. Después te vas al otro lado del mundo y no vas a escuchar algo así.

¿Tuviste ocasión de ver el cruce entre Marky Ramone y Johnny Rotten?

“Fue muy, muy gracioso, tendrían que hacer un reality, habría que hacer una casa de Gran Hermano con los viejos sobrevivientes del punk. Sería muy divertido. En realidad Johnny Rotten es un personaje que es buenísimo, a mí me encanta, pero yo lo que vi de esa pelea, estoy del lado de Marky, que le dijo ‘si no fuera por los Ramones vos estarías vendiendo medias en la calle. Tiene razón, lo mató. Parecen como unos viejos jubilados discutiendo en el geriátrico”.

Volviendo a las canciones de ustedes, tienen una canción que hablan de Barrick Gold

“Estamos de viaje todo el tiempo, en todos los pueblos, estuvimos en Catamarca donde  un pueblo se tiene que desplazar porque el río está envenenado. Hablamos con la gente, la gente nos lo está contando, es solo tratar de hacer visible una problemática de la que no se habla en las grandes ciudades, no lo estás viendo en la tele, no está en los diarios. Nuestro aporte es ese, desde nuestro lugar tratamos de contar un poco eso, lo que no se cuenta”.

El tema medioambiental para muchos artistas es un tema urgente

“Hay gobiernos de derecha, (otros) más socialistas, pero lo que tienen en común esos gobiernos es que se cagaron en el medioambiente. En principio lo único que podemos hacer es hacerlo visible y empezar por lo menos a discutirlo, al final de cuentas se supone que nosotros le tendríamos que decir a esa gente lo tienen que hacer. Y todo esto ocurre a nuestras espaldas porque estamos distraídos. Hay cada vez más cosas que nos distraen”.